Lo que Irma se llevó

Postes del tendido eléctrico derribados por los fuertes vientos del huracán Irma en el polo turístico Santa Lucía, del municipio Nuevitas, en Camagüey, 9 de septiembre de 2017 (ACN)

LA HABANA, Cuba.- Muchas han sido las afectaciones que el huracán Irma ha dejado en Cuba, principalmente en el sector hotelero de la isla. Por otro lado, el fenómeno natural también ha marcado su huella en negocios e iniciativas privadas, provocando cuantiosos daños.

Un grupo notablemente afectado ha sido la comunidad de La Red, esos que mediante cable y dispositivos wifi, conectan a miles de personas, principalmente en La Habana, Matanzas, Santiago de Cuba, y la provincia de Villa Clara, esta última con más de 18 mil personas enlazadas.

En una entrevista realizada por este medio a “Pilot”, sobrenombre con el cual se hace llamar uno de los líderes de la red en La Habana, este comentó que “con Irma, la comunidad ha retrocedido considerablemente; se perdió mucho, demasiado”.

¿Con cuántos usuarios conectados a su red contaba la capital antes de Irma, y cuántos hay ahora?

La cifra era muy variable, siempre en dependencia de los servidores con que contaran los grupos y la eficiencia de los mismos. En el mejor momento pude ver cifras superiores a los 35 mil, y eso es solo entre los municipios Plaza de la Revolución, Habana Vieja y Centro Habana. Hoy estamos sin red, el voltaje eléctrico es muy variable y tenemos miedo perder lo poco que sobrevivió.

¿Qué pérdidas tuvieron?

Aún no te puedo decir un estimado monetario pues no existe un registro unificado, sin embargo, aquí en la zona baja de Plaza y Habana Vieja, hay pérdidas de casi 10 mil dólares en equipos. También está el tema de las conexiones, muchos cables de red se rompieron, muchos “nanos” desaparecieron con el viento, fue todo un desastre.

¿Y no previeron que esto podía suceder?

La verdad, sí se tomaron medidas, sobre todo en esas zonas que siempre se inundan; pero esta vez el agua llegó más lejos, equipos que teníamos en pisos superiores los bajamos para sótanos buscando resguardarlos de los vientos y entonces llegó el agua. Por otro lado, lo que se decía en la TV era que aquí en La Habana no sería tan fuerte, nos confiamos.

¿Cuál sería el siguiente paso ahora?

Pues como esto es algo creado por jóvenes que buscamos divertirnos de una manera sana, nos toca a nosotros volver a reponer lo perdido, eso implica tiempo y dinero, mucho dinero que ahora mismo se utiliza en comida. La gente tiene sus prioridades y La Red no es una de ellas.

¿Entonces no habrá red por un tiempo?

No, todo lo contrario: va a haber y con más fuerza. De hecho hay zonas en donde no existen afectaciones, pero en relación a Plaza, Centro Habana, y Habana Vieja la cosa es distinta; hay voluntad, solo falta el dinero para volver a reponer las computadoras, cables y Nanos perdidos. Las afectaciones fueron muy serias.

¿No ven como una opción aplicar a fondos de instituciones extranjeras?

Eso es algo que ya se ha discutido mucho pues sí, ayudaría poder tener un fondo. Sin embargo, la “ilegalidad” de esta iniciativa nos impide unificarnos y, por tanto, de recibir una ayuda (esta) no sería para el beneficio de todos, y no es justo. Por otro lado está el Gobierno, aquí todo pasa por ellos primero y luego por nosotros. Nunca permitirían que ese dinero llegara a nosotros sin ser ellos los administradores.

Source: Lo que Irma se llevó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *