Liberan a joven informático detenido por compartir la WiFi en Guantánamo

Lenier Cruz Salfran (foto del autor)

Lenier Cruz Salfran

El guantanamero Lenier Cruz Salfran, de 32 años de edad, estuvo detenido entre el sábado 17 de enero y el miércoles 21 en la Unidad de Operaciones de esa provincia por compartir el acceso a internet utilizando su laptop y las redes WiFi de los hoteles Guantánamo y Martí.

Lenier encontró la manera de abaratar los costos de conexión desde la isla (4.50 CUC por hora). «Entre todos contribuíamos a pagar las tarjetas de internet y nos conectábamos todos al mismo tiempo», utilizando sólo la conexión de su laptop.

Al principio probó su experimento con algunos amigos, pero la noticia se fue regando por toda la ciudad y cada vez que Lenier se iba a conectar ya había un grupo esperándolo para conectarse por una fracción de lo que les cobraba ETECSA.

Al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, las autoridades emplearon diferentes métodos para obstaculizar que los guantanameros continuaran conectándose a la internet de esa forma:

«En algunos momentos apagaban los puntos de acceso, nos quitaron los tomacorrientes y en las últimas ocasiones nos restringieron la velocidad», hasta que terminaron arrestándolo por «actividad económica ilícita».

En el momento de su detención sólo pudieron ocuparle «110 pesos en moneda nacional en su cartera» además de retenerle su «computadora, todas las memorias que tenía, el adaptador de red inalámbrico y la cámara».

Lenier recuerda que empezó a compartir la internet desde el pasado mes de octubre y que desde entonces le hicieron llegar varios mensajes para que no continuara haciéndolo. A veces se le acercaban personas y le decían que «la seguridad estaba detrás de él», y en otra ocasión «fueron dos agentes (encubiertos) que se conectaron por cuatro horas. Yo no tenía nada que esconder así que los traté igual que a todo el mundo», alega.

Cruz Salfran considera una inconsistencia que lo hayan procesado en la Seguridad del Estado cuando se trataba de una supuesta «actividad económica ilícita».

«Por tratar de darle una probada de lo que es la libertad de información, de lo que es el acceso a la comunicación, por tratar de que las personas pudieran sentirse libres tecnológicamente, me procesaron y todavía estoy pendiente a juicio». Para salir en libertad tuvo que pagar una fianza de 500 pesos en moneda nacional.

Cómo lo hizo

El acceso a internet desde las salas de navegación en Cuba es limitado y generalmente existen muchas herramientas desactivadas en los ordenadores, pero Lenier halló la manera de evadir la censura utilizando un adaptador de red inalámbrico.

«Con el adaptador de red inalámbrico interno (de la laptop) yo compartía la conexión con las personas y con el adaptador externo (USB) me conectaba al punto de acceso del hotel y entonces compartía la conexión».

Adicionalmente, necesitaba «programas de creación de puntos de acceso y de configuración automática de direcciones IP y la creación de un túnel, y mediante una red privada virtual accedía a la internet como si estuviera desde los propios Estados Unidos. Quiero decir que burlaba el bloqueo interno cubano y el del mundo hacia Cuba».

Lenier Cruz Salfran se graduó como Técnico Medio en Construcción aunque es un apasionado de la informática.

Recientemente, ETECSA desmintió que se fueran a crear puntos de acceso inhalámbricos para que la población cubana pudiera conectarse con sus equipos.

Originalmente publicado en Martí Noticias

Entrevista a Lenier Cruz Salfran por Adriel Reyes de Radio Martí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *