¡Le cayó comején al piano! El USB 3.0 llegó para quedarse.

El puerto serial universal (USB) fue creado a mediados de los años 90 como un estándar para facilitar la comunicación entre las computadoras y dispositivos electrónicos. A sus venerables versiones 1 y 2.0 debiéramos hacerle un pedestal quienes luchamos por la libre expresión y la democracia. Han sido estas versiones, hasta ahora las más utilizadas por las memorias flash y discos duros portátiles las cuales han permitido a la sociedad civil transportar información a ritmos sin precedentes incluso dentro de dictaduras cerradas como es el caso de Cuba.

Memoria Flash USB en forma de fosforera.

Memoria Flash USB en forma de fosforera.

La versión 1 del estándar USB nos permitía copiar ficheros a velocidades, respetables para su época, de 1.5 megabytes por segundo (12 Mbps). Luego llegó la versión 2.0, la cual aumentó exponencialmente la velocidad máxima a unos impresionantes 60 megabytes por segundo (480 Mbps).

Hoy tenemos la nueva versión 3.0 y ha llegado para quedarse. La misma permite velocidades máximas de hasta 400 megabytes por segundo (3200 Mbps). Esta versión fue lanzada oficialmente en 2008 pero se ha necesitado de algunos años para afianzarse.  Hoy, ya se está haciendo omnipresente en los mercados del primer mundo donde es cada vez más difícil encontrar productos de memoria portátil que no la utilicen.

Disco duro portátil USB 3.0

Disco duro portátil USB 3.0

En países como Cuba, aún es temprano para anunciar su llegada triunfal pero poco a poco se van viendo los dispositivos que la utilizan en las calles Cubanas. Una búsqueda en Revolico.com nos revela cientos de anuncios vendiendo productos con este estándar.

¡Le cayó comején al piano!
¿Que representa este aumento en velocidad y prestaciones de los dispositivos de memoria para la dictadura totalitaria en Cuba?
Es sencillo, estas nuevas prestaciones aceleran exponencialmente la pérdida del control del régimen sobre los contenidos web y audio visuales. En el mismo tiempo que antes le tomaba a un cubano emprendedor copiar 5 películas en su USB flash drive ahora podrá copiar 20. Lo mismo aplica para todo tipo de información, incluyendo los Paquetes Web que distribuimos semanalmente.

Toda esta avalancha de información sin censura y barata hace que la dictadura pierda el monopolio informativo. El noticiero amañado de la tv estatal, la mesa redonda y los programas propagandísticos en los que tanto dinero derrocha el régimen y de los que depende para controlar a sus ciudadanos están pasando a ser una reliquia del pasado que nadie ve pues el último capítulo de “El Capo”, o el último show de América TeVe les cayo del “cielo” en una maravillosa memoria flash USB 3.0.

Compras de medios digitales para Cuba. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *